El parrillero Matías Gorrotxategi dueño del mítico asador Casa Julián de Tolosa…

enseña de manera muy didáctica cómo hacer la chuleta perfecta a la parrilla y cómo elaborar los pimientos del Piquillo confitados, esos que acompañan a sus carnes en su establecimiento.

Miguel de Oquendo

Miguel_de_Oquendo
 Natural de San Sebastián, donde nació en 1534. Su nombre completo era Miguel de Oquendo y Domínguez de Segura. Se alistó a la Marina con sólo quince años, dedicándose al comercio con América y Europa. Siendo alcalde de su ciudad, continuó con sus negocios en Andalucía, lo que le proporcionó gran fortuna.

En 1575, participó con una nave de su propiedad en la jornada de Orán. Su pericia marinera y su valor fue recompensada por el rey Felipe II que le asciende a general de Marina en 1577.

Se le encomendó el mando de la Escuadra de Guipúzcoa, compuesta de diez navíos, para el bloqueo de Lisboa en 1580.

En 1582, participó como capitán general de la Escuadra de Guipúzcoa en la batalla de la Isla Tercera (San Miguel de Azores) a las órdenes de Álvaro de Bazán, cuyo núcleo de naves eran de Guipúzcoa. Su objetivo era el localizar la escuadra francesa de Prior de Crato, comandada por Felipe Strozzi, y apoyar a las naves almiranta y capitana de la flota española de Álvaro de Bazán que serían la vanguardia del ataque. En esta batalla hizo rendirse al almirante francés, poniendo sobre la nave su bandera real española y apoderándose de la enemiga como trofeo.

En 1583, tomó parte en el desembarco y conquista de la Isla Tercera, cuya principal misión era la de reconocer el lugar más idóneo para efectuar el desembarco.

En 1588, junto a Juan Martínez de Recalde, fue nombrado teniente de la Gran Armada “Invencible” para complementar los pocos conocimientos marineros del duque de Medina Sidonia. Su nave fue incendiada y tuvo que abandonarla. En el regreso de esa desastrosa jornada, falleció en la mar en la misma boca del puerto de Pasajes.

Una de las causas del desastre, que para nada fue una derrota, fue no proceder a atacar a los ingleses en Plymouth, como habían sugerido Recalde y Oquendo.

En la Armada “Invencible” fue una de las figuras marítimas más notables, mereciendo que por su mérito se dijese “que mostró tal valor que a la fama hizo envidiosa”.

 

Así se hubiera visto San Sebastián con un dron hace 200 años

Así se hubiera visto San Sebastián con un dron hace 200 años 26/06/2017
Con motivo del segundo centenario de la Plaza de la Constitución, el colectivo Harrimen Elkartea nos muestra, desde tierra y desde el aire, cómo era la capital guipuzcoana en 1817.

ENLACE VIDEO: http://www.eitb.eus/es/get/multimedia/screen/id/4929453/tipo/videos/